Clavo bio

10,00

Eugenia caryophyllata

El Clavo alivia el dolor, reconforta y revitaliza

ORIGEN: Indonesia

PARTE DESTILADA: Capullo de la flor

AROMA: Profundo, dulce y especiado

NOTA: Corazón

15ml

SKU: 2008 Categoría:
Descripción

El Clavo era un ingrediente tradicional de los antiguos egipcios. Era famoso por crear una dimensión misteriosa en sus perfumes. El Clavo también se utilizaba en la India en la medicina Ayurveda, la medicina tradicional china, la herbolaria occidental y la odontología, en el que el aceite actuaba como calmante (analgésico). Originario de las Islas Molucas (Indonesia), el Clavo proporciona un aceite esencial fuerte y notablemente eficaz para numerosas enfermedades bacterianas y víricas. El árbol, de 15 a 20 metros de altura, está formado por unas hojas opuestas y unas flores blancas rosadas que se agrupan en pequeñas cimas compactas y ramificadas. La yema de esta flor es el Clavo, de donde se destila con agua su aceite esencial.

Beneficios

Beneficios

Emocionales: Tónico emocional, mental y restaurador.

Propiedades terapéuticas: Analgésico, antiséptico, antiespasmódico, carminativo, estimulante y estomático.

Recetas y aplicaciones

Recetas y aplicaciones

En difusor:

ESTIMULANTE: Aplica 3 gotas de Clavo y 3 gotas de Eucalipto a tu difusor, para un efecto revitalizante de mente y cuerpo.

RESTAURADOR: Aplica 5 gotas de Clavo y 5 gotas de Sándalo a tu difusor. Difundir en zonas con energías tensas para conseguir una limpieza restauradora.

Uso tópico:

DOLOR DE PIES: Aplica 5 gotas de Clavo y 5 gotas de Salvia esclarea diluido en 30 ml de aceite vegetal. Masajea por todas las zonas de tus pies y acto seguido dales un baño caliente, para aliviar los dolores y eliminar las durezas.

BACTERICIDA: Mezcla 3 gotas de Clavo, 3 gotas de Limón y 3 gotas de Romero y añádelo a tus productos de limpieza doméstica, para desinfectar a fondo tu hogar.

Precauciones

Precauciones

– No recomendado para embarazadas.

– No recomendado para niños menores de 3 años.

– No aplicar sin diluir en aceite vegetal.

– Mantener lejos del contacto visual y zonas sensibles.